La (in)consciencia digital

La (in) Consciencia Digital

Administrador Galilea_AFM

¿A ti también te pasa? Porque muchos de nosotros necesitamos desarrollar nuestra consciencia de lo digital, una realidad en la que vivimos y nos movemos. En este artículo y como cristianos, queremos reflexionar contigo en torno a la actitud y el conocimiento que mantenemos sobre la realidad digital en Internet … y cómo podríamos mejorar nuestra relación con ella.

En un artículo anterior, ya ofrecimos un resumen con algunas ideas que el Papa Francisco destacó tras el sínodo de jóvenes de 2018. Y el Papa no las escribió para “ellos”, sino para “todos” los que queramos leerlas y entenderlas.

En muchos ambientes cristianos y católicos es de sobra conocida la expresión papal de referirse a Internet como el 6º continente porque es un (gran) lugar en el que, cada día más, estamos, vivimos y nos relacionamos una amplia variedad de personas.

Si accedes a los documentos del Sínodo podrás leer que el desafío digital es un “desafío urgente que la Iglesia está llamada a asumir” (…). También que la misión en el entorno digital es ya “parte integrante de la realidad cotidiana de los jóvenes, una plaza donde pasan mucho tiempo y donde se encuentran fácilmente” (…). Por tanto, hablamos también de un “lugar esencial para llegar e involucrar a los jóvenes en las actividades pastorales”, como recoge el citado documento. Entre todas las ideas allí discutidas y por su importancia en nuestros entornos religiosos de comunidad, el equipo de GALILEA_AFM subrayamos las relacionadas con el desafío digital.

A los marianistas nos ha de resonar de forma especial la “invitación del Sínodo a habitar en el mundo digital, promoviendo las potencialidades comunicativas con vistas al anuncio cristiano, y a impregnar de Evangelio sus culturas y dinámicas” (…). Es por este motivo y para ayudar en esta dinámica que, el Consejo de la Familia Marianista de España dispone y ofrece GALILEA_AFM y su REDMADI, red que busca facilitar entre sus miembros marianistas “fomentar el intercambio y la difusión de buenas prácticas, (…)”.

¿Soy consciente?

¿Soy consciente?Podemos decir que la consciencia es una capacidad del ser humano para percibir y darse cuenta de la realidad, tanto interna como externa a sí mismo y de reconocerse en ella. En este sentido, podríamos preguntarnos hasta qué punto percibimos y nos damos cuenta de la realidad digital en la que estamos inmersos; y, también, si nos reconocemos en ella… porque sin lo primero, no podemos llegar a lo segundo, ¿no te parece?

En esta época de grandes transiciones digitales, podemos observar distintos perfiles conviviendo entre nuestros conocidos. Desde los más jóvenes que no son conscientes de su realidad digital porque viven en el 6o continente desde que tienen memoria, hasta los más mayores que no se reconocen digitales ni cuando realizan alguna operación bancaria, marcan un “me gusta” a una foto de sus hijos o nietos en Facebook o envían mensajes por el grupo de su comunidad en WhatsApp.

 

Dentro de este proceso de transición en el que nos encontramos casi todas las personas que conoces, es interesante que cada uno “reconstruya” el camino por el que ha llegado a su actual nivel de opinión, de relación y usos de la “red de redes” (Internet) y de cada una de las herramientas, programas o aplicaciones que usa queriendo o sin querer. Quizá así podremos explicarnos las filias y las fobias que determinadas personas muestran con este aspecto de la tecnología que nos acerca o nos incomunica de tantos “prójimos” (próximos).

Yo con internet no quiero nada porque…

Qué pensarías si escucharas a alguien decir: “yo con los libros no quiero nada porque no sé cómo funcionan las imprentas” o “…porque en los libros sólo hay tonterías y me hacen perder el tiempo” o “… porque una vez uno se me cayó en un pie…”.

Desde que nacemos vamos aprendiendo a estar en diferentes lugares y circunstancias. Ahora, a muchos nos toca “internet”. Por tanto, necesitamos aprender… y revisar nuestra toma de conciencia sobre las novedades; como sabes es muy fácil despreciar o rechazar lo que se ignora…

Quizá sepas que investigaciones de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y de la Universidad de Stanford (California) han demostrado que, más o menos bastarían 10 “Me gusta” en Facebook para que sus algoritmos te conozcan mejor que un compañero de trabajo. Con 70 “Me gusta” Facebook te conocerá mejor que un amigo, con 150 mejor que tu familia, y con 300 mejor que tu esposa o marido. Es decir, solo analizando los artículos, fotos, vídeos y otros contenidos a los que has dado “me gusta” en Facebook, un programa informático puede predecir mejor nuestra personalidad que nuestros amigos y familiares más cercanos.

Estos datos asustan, ¿verdad? Frente a ello, hay quienes se cierran y rechazan estas tecnologías “diabólicas”. Otros, al conocer estos mecanismos deciden aprovecharse de ellos desde su ser cristiano, misionero y evangelizador.

¿Nos aprovechamos para evangelizar en internet?

Unos párrafos más arriba hemos dicho que “la consciencia es una capacidad del ser humano para percibir y darse cuenta de la realidad, (…) y de reconocerse en ella”. Pues bien, ya hay quienes conscientes de los resultados de investigaciones como las citadas se aprovechan de estos mecanismos, por ejemplo, para dar testimonio ante en el mundo de su fe personal o comunitaria.

En primer lugar, quizá hemos de tener claro que “evangelizar en Internet” no consiste (sólo) en poner fotos bonitas con frases de santos o citas del evangelio. Aún más, quizá y abriendo foco, como se refleja en el decálogo de Galilea_AFM, podemos entender que la evangelización es: “el conjunto de acciones que facilitan el contagio del Evangelio, la Buena Noticia de Jesús de Nazaret”.

En este sentido y si eres usuario de algún programa de intercomunicación o “red social”, te proponemos el siguiente ejercicio:

A. Por un lado, observa tu secuencia de “me gusta”, “recomendaciones”, “retuits” o …

  • ¿Qué nos dirían Facebook, LinkedIn, Twitter, Instagram … sobre quién eres respecto de tu fe implicada en los acontecimientos del mundo, de la vida?
  • ¿Qué imagen personal estás proyectando cuando compartes ciertas “cadenas de información”, noticias, etc.?
  • ¿Qué temas y con qué enfoque te han llamado tanto la atención que has reaccionado “públicamente”?

B. En segundo lugar, si cuando te relacionas vía internet aplicaras más intención, consciencia e inteligencia evangélica con amigos, familiares, usuarios del espacio digital abierto para la opinión de un periódico, grupos de nuestras comunidades marianistas de fe, etc …

  • ¿Cuáles serían los 10, 70, 150 o 300 “me gusta” que podrías ofrecer para que te conozcan como una persona cristiana, creyente y misionera digital?
  • ¿Y si lo hicieras con otras personas marianistas en un proyecto de presencia creyente en internet?
Y para esto estamos …

Entre otros aspectos, la razón de ser del equipo humano de Galilea_AFM y su REDMADI es ayudarnos entre los miembros a crecer en esta consciencia digital comprometida y a descubrir y compartir oportunidades de proyectos personales o comunitarios para la evangelización digital marianista en Internet.

¿Qué opinas de todo esto? Nos encantará recibir tus comentarios.

¿Nos regalas unos minutos?

Por último, si perteneces a CEMI, Fraternidades Marianistas, FMI o SM nos puedes ayudar a dar a conocer y ampliar nuestra “comunidad” de marianistas en Internet: REDMADI · Red Marianista Digital.

 

Galilea_AFM

Para saber más:

Comparte este artículo