¿Por qué esta aplicación?

Juntos en Oración pretende ser una herramienta con la que la Familia Marianista de España deseamos facilitar y promover la oración en comunidad y, a través de ella, crear o ahondar en el sentimiento de familia misionera abierta a todo aquel que, como tú, se quiera acercar.

De esta manera, decidimos emplear los recursos actuales del mundo en el que vivimos, para hacerte más cercana la experiencia del Dios de Jesús de Nazaret y tejer, poco a poco, una red marianista digital de evangelización bajo el marco de Galilea, la rama de Pastoral digital de la Familia Marianista desde España.

galilea

¿Quieres formar parte de la red marianista de evangelización digital?

Entra en la web imarianistas.org y te explicamos cómo hacerlo

volver
MARIANISTAS

MARIANISTAS

volver

Consagración a María

info

Señor, Dios nuestro,

para salvar a todos los hombres y conducirlos a ti

nos has enviado a tu amado Hijo,

que se hizo hombre naciendo de la Virgen María.

Concédenos el ser formados por Ella

a semejanza de su Hijo primogénito

y ayúdanos a participar

en el amor de Cristo para con su Madre.

Tú has asociado a María al misterio de tu Hijo,

para que sea Ella la nueva Eva,

la madre de todos los vivientes.

Confirma la alianza que con Ella hemos contraído,

que nuestra consagración prolongue

sobre la tierra su caridad maternal

y haga crecer a la Iglesia,

Cuerpo Místico de tu Hijo Nuestro Señor. Amén.

MARIANISTAS

volver

Consagración a María

volver

¿Por qué esta oración?

La Familia marianista reza cada día esta oración, con la que nos consagramos a Dios nuestro Padre (renovando nuestro Bautismo), le pedimos ser formados por María para identificarnos con su Hijo, y hacemos Alianza evangelizadora con Ella para escuchar a Jesús y trabajar en la misión de la Iglesia.

Es síntesis de nuestro carisma, recordamos a María (“Haced lo que Él os diga”), y a Jesús, cuando desde la cruz nos la dio como madre y formadora de nuestra fe (“Ahí tienes a tu madre”).

Es el texto orante más antiguo de la tradición marianista, pues fue la oración con la que se consagraron en Burdeos los primeros congregantes junto a Chaminade (1800).

MARIANISTAS

volver

Oración de las tres

info

Señor Jesús, Aquí nos tienes reunidos al pie de la Cruz, Con tu Madre y el discípulo que Tú amabas.

Te pedimos perdón por nuestros pecados que son la causa de tu muerte.

Te damos gracias por haber pensado en nosotros en aquella hora de salvación y habernos dado a María por Madre.

Virgen Santa, acógenos bajo tu protección y haznos dóciles a la acción del Espíritu Santo.

San Juan, alcánzanos la gracia de acoger, como tú, a María en nuestra vida y de asistirla en su misión. Amén.

MARIANISTAS

volver

Oración de las tres

volver

¿Por qué esta oración?

Esta es una plegaria típicamente marianista, que conservamos desde nuestra fundación, nos recuerda el misterio de la Redención y nuestro carisma.

Es una cita espiritual que tenemos todos a las tres de la tarde, hora en la que murió el Señor (Mc 15,34).

Revivimos una escena en la que nos identificamos muy bien: con el discípulo amado, y con María, que Jesús nos da como madre de los discípulos. A la vez acogemos el Perdón que viene de Jesús, sentimos que María nos acoge y nos educa en la obra del Espíritu Santo y pedimos que Juan nos enseñe a acogerla a Ella en nuestra vida.

Somos hijos de María para ser como Jesús.

MARIANISTAS

volver

Doxología Marianista

info

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

sean glorificados en todas partes por la Inmaculada Virgen María.

Amén.

MARIANISTAS

volver

Doxología marianista

volver

¿Por qué esta oración?

Doxología es toda oración de alabanza que se dirige a Dios para glorificarlo (doxa = gloria) o proclamarlo santo.

En la eucaristía hay dos doxologías: el "Santo", y el "Por Cristo, con Él y en Él." Pero lo típico de la doxología marianista es su carácter mariano: es María la que glorifica al Señor «en todas partes», como primera discípula de Jesús y modelo de la Iglesia.

Recordemos que María, en su cántico de alabanza, fue la primera persona del Evangelio que glorificó al Dios salvador.

Es un Magnificat abreviado, la fórmula procede del mismo fundador. Se emplea ya en los orígenes, en la Congregación de la Inmaculada y a partir de ella, en los dos institutos religiosos.

FUNDADORES

FUNDADORES

volver

Canonización de Chaminade

info

Señor, Tú siempre estás actuando en tu Iglesia, y manifiestas tu Espíritu para el bien de tu pueblo a través de personas y comunidades.

Tú, Señor, de modo singular, concediste tu Espíritu a tu siervo Guillermo-José Chaminade, para que, viviendo con fidelidad plena el Evangelio, se entregara con entusiasmo a la salvación de los hombres.

Tú mismo, Señor, suscitaste varios grupos de hombres y mujeres, que, siguiendo sus huellas, se consagraran a Ti para el servicio de la Iglesia a las órdenes de María.

Concédenos signos permanentes de su santidad otorgándonos las gracias que te pedimos por su intercesión,

y en especial…

FUNDADORES

volver

Canonización de Chaminade

volver

¿Por qué esta oración?

En esta plegaria se reconoce la obra del Espíritu Santo en nuestro fundador, que ha sido transmitida a sus fundaciones, personas y comunidades.

Pedimos a Dios que nos revele señales permanentes de esa acción amorosa en él, para que nosotros podamos ser signos de amor en nuestras vidas y misión.

FUNDADORES

volver

Glorificación de Adela

info

Oh Dios, fuente de vida y toda santidad, te damos gracias por el ardiente espíritu misionero y el amor filial a María que infundiste en el corazón de tu sierva Adela de Trenquelléon.

En el breve curso de su existencia trabajó con entusiasmo y perseverancia para acrecentar la fe y el amor a Cristo y a su Madre en todos los ambientes, especialmente entre los jóvenes y los más necesitados.

Concédenos, Señor, que, como ella, seamos signos de tu amor entre nuestros hermanos y, a fin de que tu sierva sea glorificada en la Iglesia, otórganos, por su intercesión, las gracias que te pedimos.

y en especial…

FUNDADORES

volver

Glorificación de Adela

volver

¿Por qué esta oración?

Esta oración es una acción de gracias por los dones que recibió nuestra fundadora, fundamentalmente el espíritu misionero, siguiendo a Jesús y en alianza con María.

Al mismo tiempo, al orar, queremos y pedimos ser signos del Evangelio como Adela lo fue, y que el Señor manifieste signos de santidad en ella y en nosotros.

FUNDADORES

volver

Chaminade y Adela

info

Señor Dios nuestro, Tú has inspirado al Padre Chaminade y a la Madre Adela de Trenquelléon la fundación de una Familia especialmente consagrada a María.

Te pedimos, en este encuentro de integrantes de la Familia Marianista, nos concedas por su intercesión la gracia de una gran fidelidad al carisma que nos han legado; un vivo sentido de nuestra Alianza con María a fin de dejarnos formar por Ella a imagen de su Hijo y que por medio de nosotros pueda continuar su misión de Madre en la Iglesia.

Concédenos una visión clara de las necesidades de nuestro mundo, para que a ejemplo de nuestros Fundadores, sepamos discernir la misión apostólica que nos confías y respondamos a ella con valor.

Aumenta nuestra Familia con nuevas vocaciones a fin de que pueda perpetuarse en la Iglesia trabajando como misioneros de María al servicio del Reino.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen.

FUNDADORES

volver

Chaminade y Adela

volver

¿Por qué esta oración?

En esta plegaria la Familia marianista reconoce primeramente la inspiración recibida por Dios en los fundadores y pide la gracia de ser fieles al carisma.

A continuación, ora al Señor para pedirle capacidad de escucha sobre los problemas del mundo y para poder discernir las mejores respuestas evangelizadoras. Para ello, pedimos vocaciones misioneras en el seno de la Familia.

FUNDADORES

volver

Oración desde la fe

info

Dios mío, tú eres el todo que llena mi pobreza.

Estoy ante ti para adorarte.

En nombre de Jesús, tu hijo, y con él, como María su madre, me presento para alabarte y bendecirte, para agradecerte los dones que he recibido de ti, y para pedirte las gracias que necesito para serte fiel hoy, ahora y en todos los instantes de mi vida.

Señor, aumenta en mí la luz de la fe, para que, conociéndote mejor a ti y conociéndome a mí cada vez más, te ame sólo a ti, piense solo en ti y no vea más que a ti en todas las cosas.

Espíritu Santo, autor de toda luz y de toda gracia, tú eres quien debe dirigirme y conducirme.

María, ya que eres mi madre, preséntame a Jesús, que es el camino, la verdad y la vida.

Por los siglos de los siglos. Amén

FUNDADORES

volver

Oración desde la fe

volver

¿Por qué esta oración?

Oración y vida de fe, son en el P. Chaminade, dos caras de la misma moneda. No se puede acoger la luz de Dios (“la fe de Dios”, decía él), ni formar el sí a Dios, profundo y total en nuestro interior (“la fe del corazón”, decía también), sin orar cada día.

Por eso él tenía un método de oración que se llama “fe y presencia de Dios”.

El “espíritu de María”, decía el fundador, es el espíritu de fe y de oración. Es reconocer que lo esencial es lo interior, vivir desde dentro a fuera, no al revés.

Esta oración es una síntesis de una que compuso para su “Método de oración sobre el Credo”.

FUNDADORES

volver

Pequeño corazón misionero

info

Dios mío, mi corazón es demasiado pequeño para amarte, pero hará que te amen tantos corazones que su amor suplirá la debilidad del mío

(Carta 325. 4 mayo 1818)


Hazme Señor una persona de corazón, que crea en la amistad. Que camine con los ojos puestos en Jesús y su Evangelio, de la mano de la Iglesia y en comunidad.

Que tu Espíritu Señor me de la fuerza para vivir la causa de los más pobres. Enséñame a amar al despreciado y al olvidado.

Danos un corazón vivo, para ser mujeres y hombres de Dios, apasionados por el mundo que nuestro rostro refleje en este mundo la vida y el amor que llevamos en lo más profundo.

Ilusióname con tu proyecto que es el Reino. Dame la confianza y la fe para hacer frente a las dificultades y así poder seguir trabajando por tu Reino.

FUNDADORES

volver

Pequeño corazón misionero

volver

¿Por qué esta oración?

Se trata de una breve oración de Adela de Trenquelleón, tomada de una carta a una amiga, Melania Figarol, que sufría impedimentos familiares para entrar en la Vida consagrada marianista.

Adela le anima a entender la misión “multiplicando cristianos”, discípulos misioneros.

“Hazme Señor una persona de corazón” es una oración inspirada en los temas clave de la vida de ella.

FUNDADORES

volver

Gracias por G. J. Chaminade

info

Señor Jesús, gracias, por el don de Guillermo José Chaminade a la Iglesia.

Gracias, porque en él nos regalaste la Familia Marianista, fuente de vida y entusiasmo, lugar de libertad, misericordia y creatividad.

Gracias, porque en él nos llamas a vivir de la fe, en alianza de misión con María.

Gracias, porque en él nos invitas a ser comunidad creciendo en la fe, compartiendo la vida, comprometidos en la misión.

Gracias, porque al reconocer su santidad, nos das la posibilidad de vivir en plenitud un tiempo nuevo, lleno de la lucidez y audacia del Espíritu para hacer presente el Evangelio.

Gracias, Señor, por Guillermo José Chaminade.

FUNDADORES

volver

Gracias por G. J. Chaminade

volver

¿Por qué esta oración?

Oración a Jesús, de agradecimiento por el don de Dios que es nuestro fundador para nosotros y toda la Iglesia. Junto a su persona, el Señor nos ha regalado una forma especial de vivir el Evangelio: el Carisma compartido en Familia marianista. Así podemos ser hombres y mujeres que viven y transmiten la fe; con un gran sentido de comunidad y haciendo alianza misionera con María.

Así pedimos ser signos de que hoy es posible hacer presente la Buena Noticia.

FUNDADORES

volver

Guía de la fe

info

ERES GUÍA DE LA FE EN MUNDO INCIERTO, Y DESCUBRES LOS CAMINOS DEL ESPÍRITU EN MEDIO DE LOS CAMBIOS DE LOS TIEMPOS.

Tu fe te hizo testigo en los comienzos, cuando un mundo renovado ya apuntaba. En medio del dolor y la increencia, y apoyado por la Iglesia que tú amabas, supiste dar un sí al mismo tiempo al perenne valor del Evangelio, y a la nueva sociedad que se gestaba.

La espera se fraguó en tierra extraña, exilio en Zaragoza con María. En medio de oración y de desierto supiste descubrir lo que no vale para una nueva Iglesia peregrina; y a nuevos compromisos invitabas al discípulo que sigue a Jesús y que camina.

El amor te hizo profeta en el regreso, al volver a la Francia transformada. En medio de una tierra devastada pusiste los cimientos de un proyecto: "la Misión ya es de todos" les dijiste, pues tejiendo con la fe comunidades, encarnamos en el mundo Paz y Reino.

La Misión la empezaste con el pueblo con cien grupos de hombres y mujeres que hicieron de la "fe del corazón" y de "haced lo que El os diga" un doble reto. Pues solo quien transforma el corazón podrá ir de María hasta Jesús, y con él y su Evangelio, al mundo entero.

En Adela y sus amigas tú encontraste las mujeres de una nueva Iglesia viva, que buscaba para siempre consagrarse. Ellas fueron las primeras de ese pueblo, que quisieron abrir paso a la aventura de la vida consagrada misionera, y entregar al Señor la vida entera.

Con siete hombres de fe que se te unieron, brotó en "San Lorenzo" Compañía. Y esa viña que fue fiel escondite, catacumba en los días de la prueba, se convierte en lagar y vino nuevo, de la vida marianista ya naciente: "el hombre que no muere", y que es hijo de María.

Y éste, Guillermo José, es tu mensaje: que solo quien da un sí como hizo Ella, y encarna la Palabra verdadera en el propio corazón y en nuestra tierra, descubre al Padre Amor que nos espera, y a Jesús, nuestro camino, y a su Espíritu: Dios a quien María para siempre glorifica. Amén

FUNDADORES

volver

Guía de la fe

volver

¿Por qué esta oración?

Himno a Guillermo José Chaminade. En él se ha querido hacer una síntesis de su vida, su espíritu de testigo de la fe cristiana, sus fundaciones.

Puede ser empleado especialmente en su fiesta litúrgica, aniversario de su muerte el 22 de enero o en cualquier otra ocasión.

OCASIONES

OCASIONES

volver

Magníficat

info

En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo:


Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia - como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.


María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.

(Lc 1,39-56)

OCASIONES

volver

Magníficat

volver

¿Por qué esta oración?

El canto de María, transmitido por el evangelista Lucas, lo reza todos los días la Iglesia en su oración de la tarde (Vísperas).

En Familia marianista podemos así tener presente a María, por la mañana con el Acto de consagración marianista, y al final del día con el Magníficat.

Es una verdadera canción de alegría por la obra de Dios en cada uno de nosotros y en el Pueblo de Dios. Por la acción salvadora de Dios en Jesucristo (el gran cambio: derriba, dispersa, enaltece, colma), triunfo de la misericordia, que sigue siendo un compromiso para toda la Iglesia.

OCASIONES

volver

Espíritu Santo

info

Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo, tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos. Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos; por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén

OCASIONES

volver

Espíritu Santo

volver

¿Por qué esta oración?

Es uno de los himnos más antiguos de la liturgia eclesial para invocar la venida del Espíritu Santo.

Está compuesto por un conjunto de símbolos o imágenes que quieren expresar cómo es el Espíritu de Dios: luz, calor, fuente, brisa; qué produce en nosotros y en la Humanidad que lo acoge: descanso, plenitud, alegría interior, enriquecimiento espiritual, sanación, consuelo.

Es una presencia permanente del Amor que el Padre es y que Cristo ha revelado: dulce huésped del alma. Al final se dice que regala dones (carismas) a la Iglesia y produce frutos de amor en el mundo.

OCASIONES

volver

Visita a una Iglesia

info

Señor: conscientes de que estamos en tu presencia, queremos hacer un acto de fe en el sacramento de la eucaristía. Por eso hemos entrado en esta iglesia y nos hemos acercado al tabernáculo, donde permaneces día y noche, para ser viático de enfermos y alimento de los débiles.

Te adoramos, te bendecimos y te alabamos por permanecer junto a nosotros, por permitir que te visitemos, por poder hablarte, por ser tú Dios cercano. Te damos gracias por tu palabra, que nos ilumina; por tu eucaristía, que nos fortalece; por tu amor, que nos salva.

Bendice nuestra familia; haz que siempre vivamos unidos en tu amor y en tu temor. Que demos siempre testimonio de vida cristiana. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

OCASIONES

volver

Visita a una Iglesia

volver

¿Por qué esta oración?

Dice Jesús que cuando queramos orar, entremos en nuestro interior, “cerrando la puerta”, es decir, haciendo silencio, y que oremos en la intimidad a nuestro Padre.

Esto lo podemos hacer en cualquier lugar. Sin embargo, tiene también una importancia grande el hacerlo en una capilla o iglesia. Allí nuestra mirada se centra en el misterio de Cristo: el altar su símbolo, donde se celebra la Eucaristía, y el sagrario donde está la presencia real de su amor.

Con esta plegaria podemos iniciar ese momento de adoración ante Cristo pan de vida.

OCASIONES

volver

Oración por la Familia Marianista

info

Padre, mira con bondad a la Familia marianista que tú has hecho surgir en la Iglesia por medio del P. Guillermo José Chaminade, y de la Madre Adela.

Protégela de todo mal; hazla santa y fiel a su alianza con María.

Aumenta el número de sus integrantes y concédeles la felicidad en esta tierra y la gracia de cantar por siempre tus alabanzas en el cielo.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

OCASIONES

volver

Oración por la Familia Marianista

volver

¿Por qué esta oración?

Con esta breve plegaria oramos por toda la Familia marianista, pedimos la santidad y la fidelidad para todos los que la formamos, y siguiendo la misma recomendación de Jesús, rogamos al Señor que suscite vocaciones seglares y religiosas en ella.

OCASIONES

volver

Comenzar una reunión

info

Infunde en nosotros, Señor, el espíritu de inteligencia, de verdad y de paz, para que conozcamos de verdad lo que a ti te agrada y una vez conocido, lo realicemos con un mismo sentir y querer.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

OCASIONES

volver

Comenzar una reunión

volver

¿Por qué esta oración?

Plegaria en la que pedimos los dones del Espíritu que nos capacitan para buscar juntos lo que el Señor quiere de nosotros, sea cual sea el sentido de la reunión: de amistad y convivencia, de trabajo, de discernimiento y decisión. Y que esos dones y discernimiento nos impulsen a un compromiso común.

OCASIONES

volver

Comenzar una actividad

info

Te pedimos, Señor, que tú inspires nuestras acciones y las sostengas con tu ayuda, a fin de que todos nuestros pensamientos y acciones procedan siempre de ti, como de su comienzo y tiendan siempre a ti como a su fin.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

OCASIONES

volver

Comenzar una actividad

volver

¿Por qué esta oración?

“Conocer, amar y servir” es un lema marianista que resuena muy bien en esta oración para iniciar una actividad. Porque tanto el pensar, sentir y el actuar brotan de la misma fuente que es Dios. Entonces reconocemos que todo procede de Él y que debemos llevar nuestra vida y la acción hasta Él.

“Nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti” (San Agustín)

OCASIONES

volver

Salmo Marianista

info

¡Padre!, tú nos invitas a seguir de modo especial a Jesús, tu Hijo, que se hizo hijo de María para la salvación de todos.

Queremos llegar a ser hombres de fe descubriendo tu acción en la historia humana y en los acontecimientos de cada día.

Como el discípulo amado acogemos a María como tu don precioso.

Movidos por el amor de Jesús a su madre, nos dedicamos a ella.

Por nuestra alianza con María nos proponemos asistirla en su misión de formar en la fe una multitud de hermanos para su hijo primogénito.

Vivimos en comunidades inspiradas por la fe, procurando tener un solo corazón y una sola alma.

Así esperamos dar testimonio de la presencia de Cristo y mostrar que se puede vivir el Evangelio en toda la fuerza de su letra y de su espíritu.

Nos esforzamos por estar en sintonía con los hombres y mujeres de nuestro tiempo y participar de sus alegrías y esperanzas, sus angustias y sufrimientos.

Padre, que nos amas y nos llamas a la santidad, haz de nuestras vidas, tanto en lo personal como en lo comunitario, un testimonio de un pueblo de santos.

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean glorificados en todas partes por la Inmaculada Virgen María. Amén.

OCASIONES

volver

Salmo Marianista

volver

¿Por qué esta oración?

Esta es una oración inspirada en los grandes temas del carisma marianista: seguimiento de Cristo, somos hijos de María, hombres y mujeres de fe, acoger a María, alianza misionera con Ella, formar en la fe, mostrar la vigencia vital del Evangelio, encarnados entre la gente, en medio del mundo y sus problemas, alegrías y penas, testigos de un pueblo de santos.

Fue creada por la Familia marianista de Brasil, y traducida por Cecilio de Lora